Roxette se despidió de Argentina con camiseta de Lionel Messi

8 de Abril de 2011, 8:00am | Por Graciela

Marie Fredriksson de Roxette utilizó la camiseta de la Selección Argentina con Lionel Messi en su espalda en el recital que brindaron en el Orfeo Superdomo de Córdoba.

Anoche, Roxette se presentó en el Orfeo Superdomo de la Ciudad de Córdoba, brindando su último recital en Argentina de la gira 2011. En esta ocasión, Christoffer Lundquist entonó con su guitarra “¿Quién se ha tomado todo el vino?” de La Mona Giménez, mientras que antes de que terminara “The Look”, Marie Fredriksson salió corriendo para luego aparecer con la camiseta n° 18 de la Selección Argentina con Messi en su espalda.

Roxette no tocaba en Argentina desde 1995, cuando Marie Fredriksson y Per Gessle pasaron por Sudamérica con su gira Crash! Boom! Bang! World Tour, y no se presentaba en la provincia de Córdoba desde 1992 durante la gira Join the Joyride Tour.

Luego de tocar en el Luna Park de Buenos Aires el 4 y 5 de abril, Roxette se presentó el jueves 7 en el Orfeo Superdomo de la Ciudad de Córdoba, donde al igual que en sus conciertos anteriores interpretaron el grandes clásicos como “Joyride”, “The Look”, “Spending my time”, “It must have been love”, “How do you do!”, “Sleeping in my car” y “Wish I could fly” entre otros, y tres de las canciones del nuevo disco “Charm School”: “She’s got nothing on (but the radio)”, “Only when I dream” y “Way out”.

Antes de que sonaran los últimos acordes de “The Look”, Marie Fredriksson se fue corriendo del escenario, para llegar a tiempo para el siguiente tema vistiendo la camiseta de la Selección Argentina de Fútbol con el número 18 y el nombre de Lionel Messi en su espalda.

Cabe señalar que en los shows que ofrecieron en Buenos Aires, la cantante de Roxette no utilizó la remera de la Selección Argentina, pero sí lo hizo para despedirse del cálido público argentino.

Al momento de presentar a la banda, Cristoffer Lundquist, guitarrista del dúo sueco, interpretó “¿Quién se ha tomado todo el vino?”, logrando que el público estallara de pasión mientras que los fanáticos inflaban globos y piñatas para que volaran por el estadio mientras interpretaban Joyride.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *