El cura que hablo demasiado

1 de Diciembre de 2006, 10:49am | Por Graciela

Escándalo en Alberti el sacerdote Juan Carlos Chiarinoti, que reemplazaba tres días a la semana a Ernesto Palermo, cuando oficiaba el responso en cuerpo presente de una mujer (María José Jaime) de 32 años viuda y en pareja que había decido aún con riesgo de su vida tener a su hija, falleció luego de dar a luz a su beba, no tubo mejor idea que cuestionar la relación de concubinato al decir “ ella no había formalizado su unión ante Dios, y a lo mejor por eso él le quitó la mano protectora”, con mucha indignación los presentes decidieron llevarse el féretro e irse de la iglesia Nuestra Señora del Rosario.
El padre Palermo, dijo que su colega “será sancionado por sus dichos; yo lo eché de la parroquia y el obispo le pidió que se vaya a la diócesis, algo que ya hizo, así que regreso a San Luís, adonde pertenece” , también dijo “no es un sentimiento de la iglesia”.
María José murió por una hemorragia interna tras dar a luz a una niña, Era docente de la Escuela Media 2 Pablo Pizzumo y tenía otra hija de siete años de su matrimonio anterior con un oficial de policía. Actualmente convivía con Saúl Agostinelli, padre de la beba.
La comunidad de Alberti realizo marchas públicas exigiendo que se tomarán medidas contra el cura, que tubo que salir del pueblo a escondidas.

01/12/2006 Cronica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *