Caos en el cortejo fúnebre de Néstor Kirchner rumbo a Aeroparque

29 de octubre de 2010, 1:52pm | Por Ronald

Tras un tranquilo velatorio en la Casa Rosada, se vive un verdadero caos en el cortejo funebre de Nestor Kirchner rumbo a Aeroparque.

Si bien se ha realizado un tranquilo velatorio de la Casa Rosada que tuvo una duración de más 26 horas por la gran cantidad de personas que formaron fila en la Plaza de Mayo para ingresar al Salón de los Patriotas Latinoamericanos para darle su último adiós y expresar su apoyo a Cristina Fernández de Kirchner, en estos momentos se está viviendo un verdadero caos en el cortejo fúnebre de Néstor Kirchner rumbo a Aeroparque, donde los restos del ex presidente serán trasladados a Río Gallegos.

En las últimas horas del velatorio de Néstor Kirchner, el público que se acercó hasta el lugar despojó la emblemática Plaza de Mayo para ubicarse en las distintas calles por las cuales pasa actualmente el cortejo fúnebre que traslada los restos del ex mandatario argentino.

Si bien todo parecía estar en orden por lo cual no se había realizado un gran operativo policial en la zona, cuando el cortejo fúnebre salió de Casa Rosada comenzó un caos porque todos desean expresar su cariño tocando el coche y dejando una carta, bandera o flor sobre él.

Es por esta razón que se tomó la determinación que las cuatro motos que custodian el coche se ubiquen dos adelante y dos atrás del mismo para que sean los efectivos policiales quienes se encarguen de que las personas no se abalancen sobre el vehículo.

Cabe destacar que el grupo de cinco hombres que habían sido designados a la custodia del coche fúnebre que traslada los restos de Néstor Kirchner fue reforzado a más de veinte y con el paso de los metros cada vez más policías se suman a la custodia.

Al ver esta demostración de cariño tanto Cristiana Fernández de Kirchner, quien va en el auto que se encuentra detrás del coche fúnebre, como Alicia Kirchner, hermana del ex presidente que se encuentra en la combi blanca, se han quebrado de emoción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *