Amalia Granata cree que el Ogro Fabbiani fue violento con Victoria Vanucci

22 de Febrero de 2010, 7:55pm | Por Extremista

Esta tarde, Amalia Granata estuvo invitada en el estudio de “Intrusos en el Espectáculo” para hablar sobre Cristian “El Ogro” Fabbiani, su ex pareja que es el padre de su hija Uma, luego de su reciente separación de Victoria Vanucci. Durante la entrevista, la panelista de “Un mundo perfecto” se solidarizó como mujer con la esposa del jugador, ya que supone que al igual que ella, vivió un infierno estando a su lado.

Si bien Amalia Granata se solidarizó como mujer con Victoria Vanucci, resaltó que aun está molesta por las declaraciones que tuvo la modelo en su momento cuando aseguró que Uma estaba siempre enferma porque no estaba bien cuidada por su madre. “…Y ahora el anillo en el orto te lo vas a meter, la vas a pasar mejor que con Cristian” bromeó.

Además, consideró que no le agrada el papel de “víctima” que está teniendo Vanucci. Si bien no quiso meterse en la vida privada del matrimonio, opinó que durante las notas que hacía mostrándose feliz y contenta, a Victoria se le notaba en los ojos que estaba triste.

Amalia Granata contó que al principio de la relación, Cristian Fabbiani era divino y era todo “color de rosa”, y cuando viajó junto a él a Rumania, lo hizo súper enamorada y ambos querían tener un hijo. “Antes me tenía como una reina, me hacía regalos, salíamos a comer, era todo como mágico. después apareció una persona que no reconocía”, afirmó. Sin embargo, al poco tiempo, de un día para el otro, el humor del jugado habría cambiado por completo. “… de repente la bipolaridad, me pregunté ¿Este hombre quién es?… después de que me quedé embarazada no lo reconocí más” aseguró.

Antes de saber que estaba embarazada, Amalia y El Ogro habrían discutido fuertemente, por lo que había decidido regresar a Buenos Aires, pero como sentía nauseas y acidez, se fue a hacer un análisis de sangre a pesar de que 4 tests de embarazo le habían dado negativo. Cuando en el laboratorio le indicaron que estaba embarazada, decidió darle una chance más a la pareja.

Según Amalia, Cristian Fabbiani pensaba que ella le era infiel, cuando todo el tiempo estaba en su casa chateando. Como estaba por regresar a la Argentina, no le quería decir a su pareja que estaban esperando un hijo, pero su amiga Lucrecia consideró que su deber era informarle la novedad.

Según contó Amalia, no se animaba a decírselo, además él se negaba a hablar con ella, por lo que Lucrecia fue quien le dio a conocer la noticia a Cristian. La mujer se subió a un auto con el jugador, y enterado, hizo que Granata se subiera al coche.

Cristian Fabbiani le habría cuestionado su paternidad. “¿Como se que es mi hijo?” habría preguntado. Indignada, Amalia se bajó del auto y se fue con Lucrecia. Esa noche tuvo que dormir con su amiga porque El Ogro no la había permitido ingresar al domicilio.

Al otro día, El Ogro Fabbiani habría recapacitado y la llamó, por lo que Amalia decidió quedarse para ver si la situación mejoraba.

Granata comentó que un día tuvo contracciones y dolores abdominales, pero al decírselo a su pareja, que había salido con amigos, este le dijo que vaya al hospital con Lucrecia. Luego de que la atendieran y le dijeran que todo estaba bien, fue al boliche en el que estaba para dejarlo tranquilo, y él se fue a bailar.

Con respecto a las infidelidades, Amalia Granata contó que en los diarios rumanos siempre salían que por las noches gastaba cerca de €1.000 en bebidas y luego terminaba la noche con prostitutas. Y un día, viajando en el auto con Lucrecia, esta recibe un llamado de una amiga mientras estaba manejando, por lo que atiende con el manos libre. En la comunicación, la mujer le cuenta que una amiga conoció hace unos días a El Ogro y ese día se volvería a encontrar con él.

El Ogro le había dicho que tenía una reunión con el Presidente del Club, por lo que cayó a cenar a la casa de Lucrecia 2 horas más tarde, sin embargo, Cristian se retiró primero y Granata después. Al regresar a su casa, cuando Fabbiani intentó tener sexo con Amalia, esta se negó ya que recién se había acostado con una amiga, por lo que el jugador la habría empujado tirándola de la cama.

Este habría sido el detonante para que Amalia Granata decidiera abandonarlo y regresar a la Argentina, y al siguiente, se fue de Rumania.

Amalia Granata aseguró que no solo recibió violencia física, sino que también insultos como “gato”, “puta” y “prostituta”, y no dudó en que Victoria Vanucci haya pasado por los mismos maltratos.

La panelista de “Un mundo perfecto” comentó que cuando escuchó que si lo abandonaba Vicky se mataba, ella se preguntó “¿Y tu hija?… yo me mato si le pasa algo a Uma… primero leí que se quedaba en Argentina por su hija y ahora se quiere matar por una mina”.

A pesar de llevarse mal con ellas, Amalia Granata aseguró poner las manos en el fuego por la madre y la hermana del Ogro, dado que cuando la vienen a buscar los días viernes, Uma salta de felicidad y regresa muy contenta. Sin embargo, considera que no tiene mucho contacto con su padre.

Con respecto a las acusaciones de Cristian que habían afirmado que Amalia no le había permitido llevar a Uma a Villa Carlos Paz por lo que estuvo en Buenos Aires el fin de semana que la pareja se rompió, Amalia consideró que no es lógico dársela para que se la lleve tan lejos cuando Victoria está haciendo tres funciones en el teatro y él se va a los boliches. “¿Quién la va a cuidar? ¿La Vanucci arriba del escenario?” se preguntó.

Además, Granata se refirió a los comentarios de Cristian de que le había ganado todos los juicios: “…primero que no llegamos a juicio, tampoco se trata de ganar o perder ¿Qué me va a ganar a mí? si peleamos por lo que le tiene que dar a nuestra hija”, comentó.

Por otro lado, Amalia contó que cuando fueron al programa de Susana Giménez, estaban recién separados y que cuando terminó la entrevista le pidió que tuviera a Uma un minuto para quitarse los zapatos, pero El Ogro le habría dicho que no podía porque se tenía que ir, por lo que se la tuvo un asistente de la diva.

Granata contó que cuando nació Uma pensó que al ver a Uma podría haber una chance para reconstruir la pareja, “pero le tiraba más la noche que su hija”, aseguró.

Además, refiriéndose a los dichos de Cristian Fabbiani que acusan a Granata de gastar mucho dinero en ropa y peluquería, Amalia dijo que ella tenía todo de canje, por lo que todo lo que gana lo gasta en su hija.

Granata aseguró que cuando Uma crezca, ella le va a contar toda la verdad sin intentar hablarle mal de su padre, ya que de eso, se iba a encargar él con su conducta. Además comentó que el pediatra de la nena le dijo que no precisaría un psicólogo, sino que será ella la que lo precise para hablar al respecto con su hija.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *