El pogo de las 12 en homenaje a Jorge Guinzburg

18 de marzo de 2008, 12:06pm | Por Jorge

Warning: include(/home/orebro/public_html/ads/Infolinks/index.php): failed to open stream: No such file or directory in /home/arlanda/public_html/wp-content/themes/iconic-one-pro/content.php on line 71

Warning: include(/home/orebro/public_html/ads/Infolinks/index.php): failed to open stream: No such file or directory in /home/arlanda/public_html/wp-content/themes/iconic-one-pro/content.php on line 71

Warning: include(): Failed opening '/home/orebro/public_html/ads/Infolinks/index.php' for inclusion (include_path='.:/opt/cpanel/ea-php55/root/usr/share/pear') in /home/arlanda/public_html/wp-content/themes/iconic-one-pro/content.php on line 71

Jorge Guinzburg en Extremista.com.arAlrededor de cien admiradores de Jorge Guinzburg se reunieron en el día de ayer en el Obelisco para homenajear al periodista, conductor, actor y productor de una manera muy especial con el “pogo de las 12”. Este divertido festejo era un clásico en su ciclo Mañanas Informales, allí él junto a todo el equipo e invitados del programa saltaban desenfrenadamente apenas el reloj marcaba el mediodía y, obviamente, no faltaban las risas.

Un grupo de jóvenes eligió este clásico escenario de la ciudad de Buenos Aires para hacer un gran homenaje a Jorge Guinzburg. Llegado el mediodía, uno de ellos gritó: “Vamos con el pogo de las 12; vamos todos por Jorge”, y los que estaban a su alrededor no dudaron en sumarse a él y saltar por alrededor de 15 minutos.

Este pogo homenaje a Guinzburg fue organizado por tan solo diez adolescentes que mediante  mensajes de texto y cadenas de correos electrónicos se comunicaron con el resto de los fanáticos de Jorge, quien falleció el jueves pasado.

Una vez en el Obelisco, los organizadores convocaron a la gente que pasaba por el lugar y el grupo de personas que saltaban en honor al humorista se multiplicó en cuestión de segundos.

Entre la gente que saltaba había todo tipo de clases sociales y profesiones. Hombres de traje; chicos vestidos con bermudas, zapatillas y remeras; mujeres con niños en los brazos; estudiantes que se dirigían a la facultad y otros que confesaron haberse escapado del trabajo para recordar a Guinzburg, fue el grupo de personas que al ritmo de “olé, olé, olá, a Jorge Guinzburg no lo vamos a olvidar” protagonizó este pogo de las 12.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *