Por falta de tampones, aconsejan el uso de “La Copita Menstrual”

13 de enero de 2015, 5:34pm | Por Alma

Ante la falta de tampones, Maggacup promueve el uso de la Copa Menstrual, alternativa económica, ecológica y de industria argentina.

Hay registros de la utilización de la copa menstrual desde 1867, sin embargo la primer apatente se presentó en Estados Unidos en 1937 por Leona Cahlmers. Gracias una iniciativa de Luciana Comes, en 2013 comenzó a fabricarse en Argentina, cuyo producto se conoce como “Maggacup” y ante la falta de tampones, en su mayoría importados desde Brasil, se promociona a “La Copita” como una alternativa económica, ecológica y saludable.

Los tampones son importados en su mayoría desde Brasil, dado que nuestro país no cuenta con la maquinaria necesaria para tratar el algodón para fabricarlos, es por ello que la falta de este artículo de higiene femenina se atribuía a trabas en la importación.

Sin embargo desde el gobierno afirman que nunca existió traba alguna para la importación de tampones, que todo se debe a un error de logística tras la crecida en la demanda desde diciembre de 2014.

Sea cual sea la el motivo por el cual faltan tampones en las góndolas de los mercados y en las farmacias, la empresa Maggacup aprovecha para promocionar la primera copita menstrual fabricada en el país.

Luciana Comes, socia fundadora de Maggacup explica que el proyecto surgió luego de ser usuarias de copas importadas, y en 2013 comenzaron a fabricarlas en el país con aprobación del ANMAT y estudios del INTI y la Facultad de Bioquímica y Farmacia de la UBA.

La copa menstrual está hecha con silicona atóxica y 100% hipoalergénica, inhibe el crecimiento de bacterias y evita la alteración del PH, por lo que puede ser utilizada durante 12 horas seguidas.

Actualmente hay en argentina más de 6.000 usuarias, y el número ha crecido sobrepasando la expectativa original. Cabe señalar que además de poderse usar durante varias horas, la Copa Menstrual presenta dos ventajas extra: son ecológicas y económicas, dado que este dispositivo tiene una vida útil de cinco años en promedio.

Cabe señalar que al igual que los tampones, la Copita Menstrual puede ser utilizada para nadar y realizar cualquier tipo de actividad física.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *