28 de diciembre: Día de los Inocentes

28 de diciembre de 2014, 8:00am | Por Brisa

El 28 de diciembre se celebra el Día de los Santos Inocentes recordando un triste acontecimiento, sin embargo este días se hacen bromas, algunas muy pesadas.

El 28 de diciembre los cristianos conmemoran el “Día de los Santos Inocentes“, recordando la matanza de los niños menores de 2 años en Belén por orden de Herodes I el Grande que temía la llegada del rey de los judíos, el más poderoso de todos. A pesar de lo horrendo del caso, este día se suele hacer bromas al grito de “Que la inocencia te valga” o “Inocente Palomita“, existiendo tres teorías al respecto de su origen: el engaño de los Reyes Magos, el engaño del Rey Herodes a los padres, y los Días de Locura de la Edad Media.

De acuerdo al Evangelio de Mateo en el Nuevo Testamento, la matanza de los inocentes es un episodio ocurrido en Belén por orden de Herodes.

El rey había ordenado asesinar a los menores de 2 años de Belén para evitar que siguiera con vida el mesías, que sería el rey de los judíos. Los cristianos recuerdan este horrendo acontecimiento el 28 de diciembre, aunque no se sabe con exactitud la fecha en la que ocurrió.

A pesar del triste episodio que se recuerda este día, en muchas comunidades se suele hacer bromas, algunas muy pesadas. Inclusive medios confiables de información no pueden evitar divulgar noticias falsas. El por qué de las bromas en este día tiene tres teorías distintas de su origen.

Una de las teorías se refiere al engaño que hicieron Melchor, Gaspar y Baltazar, los tres reyes magos. El rey Herodes les había exigido que le dijeran el lugar exacto en el que se encontraba Jesucristo. Para asegurar la vida del mesías, los monarcas mintieron.

Otra de las teorías sugiere que se hacen bromas este día porque el Rey Herodes había dicho que en el templo tenía regalos para los niños menores de 2 años, haciendo que los padres los llevaran y facilitar la matanza.

La tercer y última teoría sugiere que deriva de lo “Días de locura” o “Días de los locos” que tenía lugar entre Navidad y Año Nuevo en la edad media. La Iglesia Católica, con el fin de bajar los excesos de la gente, combinó estos días con la conmemoración de los Santos Inocentes. Desd entonces es recordado con humor por sacristanes, monaguillos y el pueblo en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *