El 10 de diciembre de 1965 llegaba al Polo Sur la primera expedición argentina

10 de diciembre de 2014, 11:18am | Por Graciela

El 10 de diciembre de 1965 llegaba al Polo Sur la primera expedición Argentina con el fin de reafirmar los derechos soberanos en todo el territorio argentino.

El 26 de octubre de 1965 iniciaba la Operación 90° desde la Base General Belgrano de la Antártida Argentina la primera expedición argentina al Polo Sur por vía terrestre con el liderazgo del Coronel Jorge Edgar Leal. El 10 de diciembre de ese mismo año los hombres del Ejército Argentino alcanzaban el punto más austral del país y del mundo, cumpliendo con el objetivo político de reafirmar los derechos sobre el sector.

Con el objetivo de afianzar la ocupación, dominio y administración del Territorio Argentino en su total extensión, el Ejército Argentino, al mando del general Jorge Edgard Leal comenzó su marcha hacia el polo sur por vía terrestre el 26 de octubre de 1965.

Bajo el nombre de “Operación 90°”, se decidió hacer la travesía por vía terrestre con el objetivo de demostrar que el país tenía capacidad de accionar a lo largo de todo el territorio argentino reclamado.

Antártida [imagen]Recordemos que actualmente la soberanía del Continente Antártico está regida por el Tratado Antártico del 1ro de diciembre de 1959, y existen siete países que mantienen reclamaciones territoriales sobre este.

La Argentina reclama como parte de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur el territorio comprendido entre lso 74° y 25° Oeste. El mismo se superpone parcialmente por las reclamaciones de Chile y en su totalidad, por las reclamaciones del Reino Unido.

La expedición argentina al Polo Sur duró dos meses. Durante ese período se efectuaron observaciones científicas y técnicas de la geología, meteorología y gravimetría antártica entre otros estudios. Los mismos constituyeron un pesado recargo por las condiciones adversas en la zona.

Operación 90° del Ejército en la Antártida Argentina [imagen]El coronel Jorge Edgard Leal, al mando de la expedición, recordó que la travesía fue sumamente dura, dado que además de las condiciones climáticas, los intrumentos se volvían inexactos por las interferencias magnéticas que anulaban las comunicaciones. A su vez señaló que los lubricantes se convertían en sebo y los metales se cristalizaban.

La expedición argentina al Polo Sur tocó el punto más austral del país el 10 de diciembre de 1965, y regresaron a la base General Belgrano el último día de 1965.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *