El escándalo de Gabriela Pochinki por hablar por celular

26 de octubre de 2009, 9:28am | Por Extremista

Warning: include(/home/orebro/public_html/ads/Infolinks/index.php): failed to open stream: No such file or directory in /home/arlanda/public_html/wp-content/themes/iconic-one-pro/content.php on line 71

Warning: include(/home/orebro/public_html/ads/Infolinks/index.php): failed to open stream: No such file or directory in /home/arlanda/public_html/wp-content/themes/iconic-one-pro/content.php on line 71

Warning: include(): Failed opening '/home/orebro/public_html/ads/Infolinks/index.php' for inclusion (include_path='.:/opt/cpanel/ea-php55/root/usr/share/pear') in /home/arlanda/public_html/wp-content/themes/iconic-one-pro/content.php on line 71

Gabriela Pochinki en Extremista.com.arEl jueves pasado, Gabriela Pochinki fue detenida en un restaurante de Nueva York luego de hablar fuertemente por su teléfono celular.  Si bien se decía que no había querido pagar la cuenta, la cantante lírica argentina contó su versión luego de que un juez quitara los cargos si se mantiene “fuera de problemas”. Como nota de color, mientras estuvo detenida interpretó “Wet Side Story”, siendo ovacionada por presos y policías.

Según contó Gabriela Pochinki a los medios, mientras se encontraba cenando con su madre en un restaurante de Nueva York, recibió un llamado del organizador del homenaje a Michael Jackson para ultimar unos detalles.

La cantante se puso a conversar muy entusiasmada, dejando la comida en un segundo plano. Mientras tanto, una camarera del lugar vino a retirar los platos, pero como aun no habían terminado de comer, la madre de Pochinki le pidió que no los retirara.

Cuando finalizó de hablar por su celular, Gabriela se puso a comer su ensalada de atún, pero la camarera regresó pidiéndole que pague la cuenta y se retire. Para su sorpresa, a los pocos minutos se presentan dos policías exigiéndole que los acompañe.

Pochinki acompañó a los policías hasta la comisaría, donde fue demorada hasta que un amigo tenor y abogado penalista la sacó. Pero antes de retirarse, cantó “Wet Side Story” para los presos y policías del lugar.

Si bien la moza le habría advertido que no podía hablar por celular en el restaurante, un juez de Nueva York retiró los cargos contra Gabriela Pochinki y le pidió que se aleje de los problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *