Don Bosco, patrono de los magos, ilusionistas y jóvenes

31 de enero de 2014, 5:00am | Por Brisa

El santo Don Bosco es patrono del cine, magos e ilusionistas, jóvenes y aprendices. El 31 de enero el Santoral Católico le dedica el día del calendario.

El 31 de enero de cada año el Santoral Católico le dedica el día del calendario a Juan Melchor Bosco Occhiena, más conocido como Don Bosco, declarado Santo por el Papa Pio XI. El sacerdote, educador y escritor nacido en I Becchi, actual Colina Don Bosco, Italia, es patrono del Cine, de magos e ilusionistas, escuelas de artesanos, imprentas y jóvenes. Juan Pablo II le dio el título de “Padre, Maestro y Amigo de los Jóvenes”.

Giovanni Melchiorre Bosco (su nombre en italiano) nació el 16 de agosto de 1815 en I Becchi. Siendo sacerdote fundó la Congregación Salesiana de la Asociación de Salesianos Cooperadores, el Boletín Salesiano, el Oratorio Salesiano y el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora.

Don Bosco promovió en la Asociación de Exalumnos Salesianos el desarrollo de un sistema pedagógico conocido como “Sistema Preventivo para la formación de los niños y jóvenes”, y se dedicó a fomentar la construcción de obras educativas al servicio de los más necesitados, principalmente en América Latina y Europa.

Fue uno de los sacerdotes más cercanos al pontificado de Pío IX, manteniendo a la vez la unidad de la Iglesia durante los años de la consolidación del Estado Italiano y los enfrentamientos entre éste y el Papa que produjo la pérdida de los denominados Estados Pontificios y el nacimiento de la Italia Unificada.

Es autor de una gran cantidad de obras, todas ellas dirigidas a la educación juvenil y a la defensa de la fe católica, destacándose así como uno de los principales promotores de la imprenta.

Se ganó el respeto tanto de las autoridades civiles como religiosas por su tarea como sacerdote y como educador de jóvenes necesitados o en riesgo, ganando fama en su país como en el extranjero.

La obra de Don Bosco fue requerida directamente por jefes de estado y autoridades eclesiásticas de Ecuador, España, El Salvador, Inglaterra, Francia, Palestina, Polonia, Argentina, Panamá, Brasil, Chile, Colombia, Uruguay y Venezuela entre otros.

Cabe señalar que durante su vida, no pudo responder a las numerosas peticiones, sin embargo las mismas serían cumplidas tras su muerte. Don Bosco fue un visionario de su tiempo, llegando a predecir acontecimientos que tendrían lugar en el siglo XX en lo que se refiere a sus salesianos, la Iglesia Católica y el mundo en general.

Fue declarado santo por el Papa Pío XI el 1ro de abril de 1934, solo 46 años después de su muerte el 31 de enero de 1988. El Papa Juan Pablo II le dio el título de “Padre, Maestro y Amigo de los Jóvenes”.

Don Bosco es patrono del cine (por ello los Premios Goya se entregan en torno a su festividad), de los magos e ilusionistas, escuelas de artesanos, de los aprendices, la imprenta y de los jóvenes. Numerosas calles, escuelas, teatros y barrios llevan su nombre al rededor de todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *