¿Por qué se hacen bromas en el Día de los Inocentes?

28 de Diciembre de 2013, 8:46am | Por Brisa

Hay varias teorías de por qué el 28 de diciembre, día de los santos inocentes, se hacen bromas, siendo la más destacada la combinación con los Días de Locura de la edad media con esta festividad por la Iglesia Católica.

El 28 de diciembre el cristianismo recuerda a los Santos Inocentes haciendo referencia a los niños menores de 2 años asesinados por orden del rey Herodes el Grande al sentirse amenazado por la profecía de la llegada del Rey de los Judíos, el más poderoso de todos. A pesar de este hecho horrendo, este día la gente suele jugar bromas con las típicas frases “Que la inocencia te valga” o “Inocente palomita”.

Homero Simpson loco

El 28 de diciembre, en el Día de los Santos Inocentes, se suelen hacer bromas de distinta índole. Inclusive algunos importantes medios de comunicación suelen dar noticias disparatadas aclarando al final que se trata de una broma.

A continuación Extremista.com.ar detalla algunas de las explicaciones de por qué el 28 de diciembre se hacen bromas del día del inocente.

El engaño de los Reyes Magos

Una de las teorías de por qué el 28 de diciembre se hacen bromas se debe a que el Rey Herodes le exigió a los Reyes Magos, Melchor, Gaspar y Baltazar que le dijeran dónde estaba Jesús, quien según los profetas sería el rey más poderoso. Temiendo por la seguridad del mesías, los reyes mintieron sobre su paradero, asegurándole que seguirían buscando. Por este engaño, el Día de los Santos Inocentes se habría comenzado a jugar bromas.

El engaño del Rey Herodes a las madres de niños menores de 2 años

Según relatos, para reunir a los niños nacidos en Belén, el Rey Herodes le había prometido a sus padres que tenía regalos para ellos en el templo. Una vez dentro, habría procedido a la matanza de los santos inocentes. Por este engaño, el 28 de diciembre se hacen las bromas, preferentemente pesadas.

Días de locura de la edad media

En la edad media, entre Navidad y Año Nuevo se celebraban los “Días de Locura” o “Días de los Locos”. La Iglesia Católica intentó bajar los excesos de la gente en ese período mezclando ambas tradiciones para celebrarse el día 28 de diciembre. Desde entonces, el Día de los Santos Inocentes es recordado con humor por monaguillos, sacristanes y el pueblo en general, siguiendo la tradición bromista hasta esta nuestros días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *