Piden anulación del juicio del hermano de Roberto Piazza

7 de abril de 2009, 7:43pm | Por Jorge

El pasado fin de semana estalló en Santa Fe la noticia de que los abogados defensores del hermano de Roberto Piazza han decido solicitar a la justicia la anulación del juicio que inició el sobrino del diseñador por abuso sexual. El pedido es a raíz de que no existirían pruebas físicas que demuestren las supuestas violaciones y afirman que todo se trataría de un circo mediático creado por el artista, su fama y la prensa argentina. En respuesta, Roberto decidió escribir una carta.

“La precia psiquiátrica del preso y los análisis del chico dicen que fue un ser violado, vejado y destruído psiquiátricamente por mi hermano con penetración carnal, golpes, aberraciones, corrupción y autovejación desde los 5 años a los 15 años. Lo mismo que me hizo a mi”, afirma Roberto Piazza dando detalles respecto al supuesto delito que cometió su hermano.

Totalmente indignado con el pedido de los abogados defensores, Piazza decidió escribir una carta para que sea leída por todo el pueblo argentino.

Carta abierta de Roberto Piazza:

Querida gente amiga,
Con gran indignación, me despierto leyendo algo que salió en el Diario El Litoral de Santa Fe, lo cual seguramente fue promovido por los abogados defensores de quien sería y y lamento decirlo mi hermano Ricardo Pezzone Piazza. Yo el día 21 de abril estaré dando una conferencia de prensa avalado por la Secretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia; el Ministereio de Seguridad Social de Santa Fe y la Fundación Mundo Sin Guerra.
Esta charla la realizaré como “Fundación Roberto Piazza”, no solo como Roberto Pezzone Piazza, el diseñador famoso.
¡Aquí se dice también que se montó un circo mediático! No es cierto, aquí salió a la luz lo que pasa a diario miles de veces y yo por ser famoso lo seguiré buscando justicia aunque tenga que llegar a la Ley Divina.
Hay muchos que están tirados en la vida por ser simplemente uno más del montón… No es justo. Es por ello que yo Roberto Piazza pido justicia no solo para mi sino para todos los que estamos en este caos. Lo haré en todo el país pero empiezo por mi ciudad, la cual me dio tanto y la que tuve que dejar.
Aquí hay cosas que dice esta nota que un hermano le daría una fianza y lo cuidaría y que el no sería amenaza a la sociedad ni se fugaría… ¿Qué? ¿Entonces hablando de que si puede ser que esta persona llamada Ricardo Pezzone Piazza es una amenaza social?
Yo como víctima de él en mi niñez y en nombre de mi querido sobrino Ramiro, víctima también, y de su esposa pido que la justicia sea lógica y muy justa. ¡Este hombre no puede estar libre! Como ningún violador puede estarlo.
Queremos un país y una ciudad libre de maldad y de “culpables – inocentes”.
Riego a Dios, a la Fiscal y al Juez que hagan cumplir con toda la fuerza la ley argentina a los violadores, de quienes estamos hartos ya que nos destruyen la vida y la niñez, nos roban el alma y viven impunes por la vida.
Confío plenamente en la justicia de Santa Fe y haré lo que deba hacer desde mi Fundación Roberto Piazza, la cual es avalada por la presidencia, para que todo violador, golpeador o ser violento sea encarcelado y pague en vida.
Somos muchos, miles de hombres y mujeres, que callamos por miedo pero yo ya no, Ramiro Pezzone tampoco. Y necesitamos de ustedes, la prensa, para que la gente lo sepa y se una a nosotros para no callar y decir “basta, así no”.
Quiero que nos devuelvan nuestra alma, nuestra alegría y nuestra inocencia, la cual fue robada una noche cuando éramos aún ángeles. Hoy yo soy un adulto exitoso y Ramiro es un joven que sufre y lucha para seguir.
Es imposible que este sujeto que parió mi querida madre este libre, lo pido por Dios, por los ángeles y por todas las víctimas que decidieron callar y aún se encuentran ocultos en la oscuridad.
Solo quien fue abusado, violado, golpeado o sufrió demás aberraciones sabe lo que es vivir con eso dentro de su alma.
Gracias a todos ustedes, a la prensa de Santa Fe, a la ciudad de Santa Fe, a su población, a los jueces, a los fiscales y a los abogados.
Dios haga ver la luz,

Roberto Piazza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *