Claude Debussy, compositor francés

21 de agosto de 2013, 11:56am | Por Brisa

El 22 de agosto de 1862 nacía en Francia Claude Debussy, compositor que revolucionó la música en Europa con sus coloridos acordes.

Claude-Achille Debussy nació en Saint-Germain-en-Laye, Francia, el 22 de agosto de 1862. Fue un destacado compositor y una de las figuras centrales de la música de Europa de finales del siglo XIX y principios del XX. Junto con el maestro Joseph Maurice Ravel, es considerado una de los exponentes más prominentes de la música impresionista aunque el propio artista no le gustaba que se aplique este término cuando se referían a su obra.

Foto de Claude Debussy
Retrato de Claude Debussy.

Biografía de Claude Debussy

Claude Debussy nació el 22 de agosto de 1862 en Saint-Germain-en-Laye, Francia. Manuel-Achille Debussy, su padre, regentaba una tienda de porcelana y trabajaba en la imprenta de Gianfranco Castronovo. Como guardia nacional al servicio de la Comuna de París, llegó a capitán y fue condenado a cuatro años de presión de los cuales solo cumplió el primero. Éste, entre otros episodios, explican el mutismo de Claude sobre su infancia. Victorine Manoury fue su madre.

Si bien se ha calificado a sus padres de modestos empleados sin ambiciones cuturales o artísticas, esta idea no es cierta. Sus padres solían llevar al niño las óperas de moda, donde la representación de “El Trovador” de Giuseppe Verdi lo trastornó (según su propia confesión).

En 1870, con Clementina Debussy, su tía y madrina, recibió en Cannes sus primeras lecciones de piano. Ésta, lo condujo hasta su primer profesor, un italiano de apellido Cerutti.

Madame Mauté de Fleurville, discípula de Frédéric Chopin y madre de un compañero de los tiempos de guardia de su padre, Charles de Sivry, preparó a Claude Debussy durante un año para los exámenes de acceso al Conservatorio de París, el cual aprobó con brillantez y que se incorporó el 22 de octubre de 1872.

Claude-Achille Debussy fue destinado a la clase de piano de Antoine François Marmontel y de solfeo de Lavignac, donde recibió varios reconocimientos. Sus resultados en piano fueron inferiores a los esperados y su experiencia en armonía de Emile Durand no fue muy buena. En composción estudió con Ernest Guiraud. En 1883 compitió por el Premio de Roma con la cantata “Le Gladiateur” sobre texto de Émile Moreau, alcanzando el 2do premio.

El 26 de enero de 1885, Claude Debussy llegó a Roma, Italia. Durante su estancia en la Villa Médicis sufrió varias enfermedades, por lo que su productividad compositiva fue casi nula, sin embargo se encontró con muchas obras literarias y artísticas. Se nutrió de la música de Giovanni Pierluigi da Palestrina y Orlando di Lasso y de las obras de Charles Baudelaire, Paul Verlaine, Stéphane Mallarmé y Dante Gabriel Rossetti entre otros autores. Además interpretó a cuatro manos y analizó partituras antiguas y contemporáneas, como las de Tristán e Isolda de Wagner. Cumpliendo con sus compromisos, compuso “Zuleima” sobre libreto de una obra de Heinrich Heine. El 5 de marzo de 1886 regresó a París, y en febrero de 1887 concluyó su obra “Primavera”.

Claude Debussy en Villa Médicis de Roma
Foto de Claude Debussy en Villa Médicis (1885).

Sus influencias literarias son entre otras “Arietas olvidadas” según Verlaine, “La Démoiselle élue” según Rossetti, los “Cinco morfemas de Baudeleire”. En la Exposición Universal descubrió los sonidos del gamelán, la orquesta tradicional javanesa y a Rimski-Kórsakov.

A lo largo de su vida, Claude Debussy le puso música a muchos poetas, destacándose Théophile Gautier, Paul Bourget, Théodore de Banville y Leconte de Lisle.

En el año 1892, Claude Debussy empezó a elaborar esbozos de lo que serían sus grandes obras futuras: un preludio, interludio, un cuarteto de cuerda y paráfrasis para la siesta de un fauno según la égloga de Mallarmé, y una fantasía para violín y orquesta en tres partes o escenas “al crespúsculoncio”. El 8 de abril de 1893 atrajo la atención de la crítica sobre la originalidad sexual por el erotismo de su obra.

Claude utilizó ciertas escalas tonales que no eran usuales para la música occidental, dado que estaba influenciado por la música oriental que había conocido en la Exposición Internacional de París de 1889.

Los acordes fueron usados por Debussy por su sonido o color en lugar de su función tonal, lo cual fue una revolución para el momento. Sus acordes pasaron a tener una función más colorística que armónica, similar a la que luego tendría el Jazz de la segunda mitad del siglo XX.

Foto de Claude Debussy y Ernest Chausson
Claude Debussy y Ernest Chausson (1893).

En 1909 le diagnosticaron a Claude Debussy un cáncer que terminaría con su vida 9 años más tarde. Murió el 25 de marzo de 1918 a los 55 años de edad.

Las principales obras de Claude Debussy son “Preludio a la siesta de un fauno”, “Pélleas et Mélisande”, “Saltos adelante: La Mer” y se puede encontrar numerosa discografía editada en años posteriores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *