Declaró uno de los asesinos del florista de Susana Giménez

3 de Marzo de 2009, 4:04pm | Por Jorge

“Me dio bronca que jugara conmigo” declaró Roberto, uno de los asesinos de Gustavo Lanzavecchia que lo conocía por ser vigilante en su barrio. Según su versión, el florista de Susana Giménez lo citó y le habría dicho que lleve a dos personas más prometiéndoles un dinero. Al llegar al domicilio de la víctima, los delincuentes le habrían pedido que primero les pague, pero éste les habría dicho “No, pará que esto va de onda”.

Hasta el momento, Roberto y Freddy, dos de los asesinos de Gustavo Lanzavecchia fueron detenidos por la policía, mientras que Juan, el joven de 21 años que habría sido el más violento, aun sigue prófugo.

Roberto, de 27 años que trabajaba como vigilador privado, declaró ante la fiscal del partido de La Matanza, Analía Córdoba y contó que conocía desde hace un tiempo a Gustavo Lanzavecchia, quien lo habría citado en su domicilio y le habría dicho que lleve a otras dos personas, por eso, pensó en Freddy, de 18 años, y Juan.

El criminal contó que al llegar al domicilio, antes de comenzar con lo que habían pactado le habría pedido la plata, a lo que Gustavo se habría mostrado reticente y les habría dicho que era todo de onda.

En ese momento, Roberto y Juan se pusieron nerviosos, por lo que empezaron a golpear al decorador. Luego lo cortaron con un cuchillo y lo ataron por la espalda con precintos que se utilizan para contener cables y las piernas con un cinturón.

Durante la violenta escena habría llegado Alejandro Alvarez Auber, un policía que conocía Lanzavecchia por hacer trabajos extras para Telefé. Según relató el detenido, Juan fue el que se ensañó con él, propiciándole puntadas y atándolo a una silla. Posteriormente les pusieron a ambos calzoncillos en las cabezas.

“Estoy muy arrepentido. No pensé que se iba a morir”, comentó Roberto, asegurando que tiraron a Gustavo a la pileta no para que muriera, sino que para poder escapar tranquilos y que tampoco tuvieron la intención de matar al policía porque no les vio la cara. Sin embargo, esta es una de las partes del relato que más les llamó la atención a las autoridades, dado que por la violencia de los hechos, todo indica que sí quisieron asesinarlos.

Luego, los delincuentes escaparon en el Volkswagen Bora de la víctima cargando algunos artículos como una consola de videojuegos, un DVD, un microondas, cuatro bolsas con artículos de utilería y ropa que utilizaba para distintos eventos y una notebook.

Posteriormente se dirigieron a la casa de Freddy en el partido de Merlo para descargar los objetos robados, pero los vecinos llamaron a la policía porque consideraron extraño que descargaran esos artículos en ese auto. Juan, el delincuente que aun está prófugo , se fue con el auto y más tarde lo prendió fuego.

Por su parte, Freddy se negó a declarar, pero según Roberto, el joven de 18 años tuvo un papel muy pasivo en este horroroso acto delictivo.

Además de la versión de que Gustavo les habría ofrecido dinero a cambio de compañía, se maneja la versión de que los delincuentes tenían conocimiento de la existencia de $50.000 en el domicilio de la víctima, pero al solo encontrar $2000 en la caja fuerte, los delincuentes reaccionaron de forma violenta.

Cabe destacar que se ha informado que en ningún momento estuvo publicado en los diarios ningún aviso clasificado ofreciendo su auto, dado que la venta, el amigo de Susana Giménez, la habría dado a conocer por el boca en boca.

3 opiniones de “Declaró uno de los asesinos del florista de Susana Giménez

  1. marga

    Este tema ya se está volviendo demasiado oscuro……Mejor que dejen de hablar y que actúe la policía en secreto……. :ermm: :ermm:

    Responder
  2. zofy

    me aburrio este tema!!!!! :pinch: …en intrusos las 3 hs hablando de lo mismo! basta!!…. ya lo lamentamos todos, y pensamos igual q susana…ya esta.

    Responder
  3. carmen

    Esto fué una aberración total, no me digan que pensaban que no los habían matado; eso no se lo cree nadie. PRISION PERPETUA .Aparte en la filmación se vé clarito que la pileta estába casi llena, y pensaban que no se iba a ahogar, a quién se lo van a hacer creer. :blush:

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *