30 de julio de 1930: Uruguay se consagraba campeón mundial

30 de Julio de 2013, 9:00am | Por Alma

El 30 de julio de 1930 la Selección Uruguaya de Futbol se consagraba campeona del primer Mundial de la FIFA venciendo 4 a 2 a la Selección Argentina.

Entre el 13 de julio y el 30 de julio de 1930 se organizaba la primera Copa Mundial de Fútbol de la FIFA en medio de la celebración del centenario de la Jura de la Constitución del país. En total compitieron 13 selecciones nacionales (Uruguay más 12 invitados). Un día como hoy pero hace 83 años, el anfitrión vencía a la Selección Argentina en la final por 4 a 2 ante 93.000 espectadores en el Estadio Centenario de Montevideo.

Desde que se fundó la Federación Internacional de Football Association en 1904 se planteó la posibilidad de que se realizara un torneo de fútbol a nivel mundial, pero en esa época no se contaba con los recursos e infraestructura necesaria para tal evento, sin embargo entre los antecedente de los mundiales se encuentra el hecho de que en 1906 el Comité Olímpico Internacional incluyó al fútbol entre sus eventos deportivos.

Para los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1932 el fútbol no estaba incluido, por lo que la FIFA votó en Ámsterdam el 26 de mayo de 1928 realizar un torneo especializado independiente de los Juegos Olímpicos.

Rápidamente varios países presentaron su candidatura. Jules Rimet, presidente de la FIFA deseaba hacerlo en un país sudamericano, por lo que se eligió a Uruguay que se encontraría celebrando el centenario de la Jura de la Constitución del 18 de julio de 1830.

Del primer Mundial de la FIFA Uruguay 1930 participaron además del país anfitrión, Argentina, Bélgica, Bolivia, Brasil, Chile, Estados Unidos, Francia, México, Paraguay, Perú, Rumania y Yugoslavia.

En las semifinales Uruguay se impuso a Yugoslavia 6 a 1, mientras que Argentina 6 a 1 frente a Estados Unidos. La gran final tuvo lugar el 30 de julio en el Estadio Centenario, Montevideo, en la cual el país anfitrión, dirigido por Alberto Suppici, venció a su vecino, dirigido por Francisco Olazar, 4 a 2. Pablo Dorado, José Pedro Cea, Victoriano Santos Iriarte y Héctor Castro anotaron los goles para La Celeste, mientras que Carlos Peucelle y Guillermo Stábile para el equipo subcampeón. El árbitro del partido histórico fue Jean Langenus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *