Santa Brígida de Suecia, patrona de las viudas

23 de julio de 2013, 5:00am | Por Graciela

Santa Brígida de Suecia es patrona de su país, Europa y Úmbita, Colombia. Es protectora de las viudas.

Brígida Birgersdotter nació en Skederid, actual municipio de Norrtälje, Uppland, Suecia, entre 1.302 y 1.303. Fue una religiosa católica, escritora, teóloga y mística declarada santa por la Iglesia Católica en 1.391 y el Santoral Católica la recuerda el 23 de julio de cada año. Además de ser patrona de Suecia, es una de los patronos de Europa. También lo es de las viudas y del municipio de Úmbita, Boyacá, en Colombia.

Nacida en la finca de Finsta entre 1.302 y 1.303 Brígida Birgersdotter fue una religiosa sueca que de niña tuvo visiones. En una oportunidad vio a la Virgen María colocarle una corona en su cabeza y en otra a Jesús muerto en la cruz. Tanto María como el martirio de Cristo marcaron toda su vida.

Cando Brígida tenía 10 años falleció su madre y su padre la envió a la casa de su cuñada Catarina Bengtsdotter en Aspanäs, Östergëtland. Cuando tenía 13 años fue dada en matrimonio contra su voluntad a Ulf Gudmarsson y fue madre de ocho hijos, entre ellos Santa Catalina de Suecia.

En un viaje de peregrinación, camino a España, su marido cayó enfermo. San Dionisio se le apareció y le prometió que él no moriría en esa oportunidad.

Aproximadamente en el año 1.344 Ulf murió y Brígida repartió sus bienes entre sus herederos y los pobres para vivir de manera sencilla en las inmediaciones del convento de Alvastra. En esta época aumentaron sus visiones recibiendo la misión de llevar mensajes a líderes religiosos y políticos. También mantuvo diálogos con santos y espíritus de personas muertas.

En 1368 Brígida le entregó al Papa Urbano V las reglas de su orden, quien las revisó y tras realizarle cambios l aprobó. En 1371 viajó a Tierra Santa y en Nápoles murió su hijo Carlos Ulvsson. En ese momento tuvo otra aparición y la Virgen le garantizó perdón divino para su hijo gracias a las oraciones y lágrimas de su madre.

En 1373 murió en la actual Plaza Farnese, Italia. Sus restos fueron trasladados a Suecia, precisamente al convento de Vadstena. Su orden perdura hasta nuestros días con el nombre de La Orden del Santo Salvador.

Además de ser patrona de Suecia, Santa Brígida es una de los patrones del continente europeo. En Colombia es patrona del departamento Úmbita, Boyacá y también se la considera protectora de las viudas. En la catedral de Buenos Aires, se encuentra una imagen de ella donada por la embajada sueca en Argentina como símbolo de unión y amistad entre ambas naciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *