John Logie Baird, inventor del primer televisor

13 de Agosto de 2013, 9:00am | Por Graciela

El 13 de agosto de 1888 nacía en Escocia John Logie Baird, inventor del televisor que logró hacer una prueba real en 1925.

Un 13 de agosto, pero de 1888. nacía en Helensburgh, Escocia, John Logie Baird, un destacado ingeniero y físico británico mundialmente reconocido por haber inventado el primer sistema de Televisión Pública y del primer tubo de televisión a color. En 1925 efectuó la primera experiencia real utilizando dos discos y dos años más tarde, en 1927, la BBC en Inglaterra realizó las primeras emisiones públicas utilizando sistemas mecánicos.

Si bien el concepto de visión a distancia se podría remontar a Galileo Galilei con su telescopio, no fue hasta 1884 que que se hicieran avances relevantes para crear el medio con el Disco de Nipkow de Paul Nipkow. El iconoscopio de Vladimir Zworkyn y Philo Yaylor Farnsworth fue el cambio que traería a la televisión tal y como hoy se conoce.

Al principio se expusieron soluciones mecánicas como el disco de Nipkow, sin embargo en 1910 se desecharon en beneficio de los sistemas electrónicos.

En 1822 John Logie Baird investigó la posibilidad de transmitir imágenes a distancia y en 1924 logró transmitir la imagen parpadeante de una cruz de Malta. El 26 de enero de 1926 hizo la primera demostración pública en Londres, Inglaterra, de un sistema real de televisión frente a un grupo de científicos. Si bien la imagen tenía una resolución de 25 líneas y era diminuta, el rostro de su vieja marioneta Bill se podía reconocer perfectamente.

En 1927 John Logie Baird transmitió una señal de televisión entre Glasgow y Londres. Ese mismo año fundó los Baird Television Developer Company, Ltd, para comercializar el invento. Además, en 1928 logró transmitir imágenes de Londres a Nueva York por señales de radio.

Su sistema de barrido mecánico de 240 líneas fue adoptado en 1929 por la BBC (British Broadcasting Corporation y en 1930 se comenzó a comercializar el modelo de televisor Plessey.

Si bien mejoró su sistema electromecánico de exploración, llegando a las 400 líneas, no pudo competir contra la definición del sistema electrónico, quedando su sistema relegado al olvido. Murió en Bexhill-on-Sea el 14 de junio de 1946.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *