Tiempo de degradación de la basura

21 de julio de 2013, 1:00pm | Por Brisa

La basura no reciclada tarda mucho tiempo en degradarse. Si bien el plástico suele convertirse en materia no perceptible a simple vista, sus componentes siguen presente.

El Planeta Tierra cuenta con 7.000 millones de habitantes y cada día nacen ciento de miles de personas en todo el mundo. Si cada individuo produce aproximadamente 1kg de basura diaria se generan 7.000 toneladas de basura cada 24 horas. Muchos de los desechos generados por los humanos no son biodegradables, y algunos de ellos tardan miles de años en descomponerse y son altamente contaminantes.

Se considera basura todo producto o material no deseado, por lo que los mismos son desechados a diario por las personas. En la mayoría de los países, estos residuos son recolectados por organismos gubernamentales o empresas privadas contratadas por estos y son depositados en diversos lugares denominados tiraderos, vertederos o rellenos sanitarios en lugar de tratarlos para reciclarlos y convertirlos en materia reutilizable.

La basura generada por los seres humanos no solo tardan en descomponerse, sino que también en muchas oportunidades son altamente contaminantes del medio ambiente, tanto del agua, el aire y la tierra.

Cuando nos referimos a degradación estamos hablando de la reacción físico/química sufrida por estos elementos hasta convertirse en sustancias simples.

El papel por ejemplo tarda 3 meses en degradarse, la cáscara de frutas 6 meses, el papel de diario 1 año y las colillas de cigarrillos 2 años.

Un chicle masticado tarda 5 años en biodegradarse. En un primer momento, por acción del oxígeno, se convierte en una materia dura que luego comienza a desquebrajarse hasta desaparecer. Si bien no deja rastro representan un gran peligro para las aves que pueden confundirlo con gusanos y lombrices, asfixiándose al tragarlos.

Las latas de sodas y alimentos tardan de 10 a 100 años en descomponerse. Las mismas primero se oxidan para luego desaparecer.

Las bolsas de plástico, generalmente hechas de polietileno de baja densidad, tardan de 100 a 1000 años en degradarse al igual que los vasos descartables. El plástico queda reducido a moléculas sintéticas, que si bien son invisibles, quedan siempre presentes. Las botellas de plástico, por ser más gruesas, son las que más duran, especialmente si están enterradas.

El Tetra-Brik tarda unos 30 años en degradarse, especialmente por el aluminio, dado que la celulosa solo tarda 1 año.

Un chip de teléfono móvil tarda 1000 años en degradarse y ocupa un pequeño lugar en la problemática de la basura tecnológica.

Una botella de vidrio tarda aproximadamente 4.000 años en convertirse en arena y carbonatos de sodio y de calcio. Cabe señalar que el vidrio es un material 100% reciclable.

Fuente: BIOSFERA – Fundación para la conservación y protección del Medio Ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *