¿Quién fue San Valentín?

14 de febrero de 2013, 11:00am | Por Graciela

San Valentin fue un sacerdote que unía en matrimonio a los jóvenes a pesar de la prohibición del emperador romano Claudio II. Por esta razón es considerado el patrono de los enamorados.

El 14 de febrero de cada año se celebra el Día de los Enamorados en homenaje a San Valentín. Este santo de la iglesia católica fue un obispo de Terni, Italia, que sufrió martirio y ejecución por desobedecer las órdenes del Emperador Claudio II de no casar a los jóvenes para un mejor rendimiento en el ejército, sin embargo  podría tratarse de un médico que se hizo sacerdote o un mártir de la provincia romana de África.

Según la Enciclopedia Católica el santo cuya festividad se conoce hoy como “Día de los Enamorados” o “Día de San Valentín” fue uno de los tres mártires que fueron ejecutados en el año 270 durante el reinado de Claudio II.

Puede tratarse de un médico romano que convertido en sacerdote celebraba matrimonios para los soldados a pesar que estaba prohibido; un obispo de la ciudad de Interamna, hoy Terni, Italia; o un mártir de la provincia romana de África.

Historia del Día de San Valentín

El Emperador Romano Claudio II prohibió el matrimonio para los jóvenes, dado que consideraba que los hombres solteros servían mejor al ejército por no tener responsabilidades familiares.

El sacerdote Valentín consideró que este decreto era una injusticia, por lo que de todas maneras celebraba casamientos a escondidas para los jóvenes enamorados. Por esta razón es considerado patrón de los enamorados.

Cuando Claudio II se enteró de su desobediencia, mandó a llamarlo en lugar de ajusticiarlo, dado que Valentín gozaba de gran prestigio en Roma. Éste aprovechó la ocasión para hacer proselitismo del cristianismo.

Si bien en un principio Claudio II mostró interés, el Gobernador Calpurnio lo persuadió para quitárselo de la cabeza, por lo que el emperador dio la orden de encarcelar a Valentín.

El oficial Asterius, encargado de encarcelar a Valentín, intentó ridiculizarlo y lo desafió a que le devolviera la vista a una hija, llamada Julia, que había nacido ciega. Valentín aceptó el reto y en nombre de Dios le devolvió la vista.

Tanto Asterius como su familia se convirtieron al cristianismo luego de este milagro, sin embargo, Valentín siguió preso y Claudio II ordenó su martirio y ejecución. Finalmente el sacerdote fue acecinado el 14 de febrero de 270.

Julia, la joven cuya vista fue restaurada por Valentín, plantó un almendro de flores rosadas junto a su tumba, es por ello que hoy en día el almendro es un símbolo de amor y amistad duradera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *