Divina Pastora de las Almas, patrona de Lara, Venezuela

14 de Enero de 2013, 9:30am | Por Alma

El 14 de enero se realiza una procesión multitudinaria de la Divina Pastora en Venezuela, advocación de la Virgen María que es patrona de Lara.

La Divina Pastora, también llamada Madre del Buen Pastor, Madre Divina Pastora o Divina Pastora de la Almas, es una advocación de la Virgen María que representa a la madre de Jesús como una pastora celestial. Esta imagen tendría sus orígenes en Sevilla en el año 1703, realizada por el sacerdote capuchino fray Isidoro de Sevilla. El 14 de enero de cada año en Venezuela tiene lugar una multitudinaria procesión.

Antes del siglo XVIII, la devoción por la Divina Pastora es imprecisa. Hay referencias de la Virgen María como pastora en los escritos de Juan Geómetra, San Juan de Dios, San Pedro de Alcantará, María Jesús de Ágreda y Santa María de las Cinco Llagas.

Esta advocación sería dada a conocer por el sacerdote capuchino conocido como Fray Isidoro de Sevilla en 1703. Éste encargó un lienzo con tal representación a Alonso Miguel de Tovar.

En Venezuela, la imagen de la Divina Pastora es patrona del estado de Lara. Allí es venerada con mucho cariño y devoción. Se le suele regalar a la virgen sombreros y trajes de telas preciosas, algunos encargados a modistos afamados del mundo. Es por ellos que se la suele decir que no hay mujer en Venezuela que tenga un vestuario más lujoso que el de la Divina Pastora de Barquisimeto.

La veneración por la Divina Pastora en Venezuela comenzó en 1736 cuando el párroco de Santa Rosa encargó a un escultor que hiciera una estatua de la Inmaculada Concepción. No obstante, éste envió al pueblo una imagen de la Divina Pastora. Si bien el párroco quiso devolverla, no pudieron levantar el cajón donde había sido colocada, por lo que la población interpretó esto como un milagro, una señal de que la estatua quería quedarse allí. Esta historia es muy similar a la de la Virgen de Luján en Argentina.

Además la adoración por la Divina Pastora se vio incrementada cuando un terremoto en 1812 destruyó el templo en el que estaba pero la estatua quedó intacta.

Su consolidación definitiva tuvo lugar a mediados del siglo XIX cuando fue tomada como patrona. En 1855 se desató una epidemia de cólera en Venezuela. Las medicinas, lamentos y plegarias no tuvieron resultados, hasta que los pobladores de Barquisimeto decidieron sacar a la Divina Pastora en una procesión para implorar misericordia. Macario Yepez, párroco de la Iglesia de la Concepción le pidió a la advocación ser el último en morir de este mal y la petición fue concedida, ya que después de ese día la epidemia terminó.

Recordando este evento, cada 14 de enero tiene lugar una enorme procesión de la Divina Pastora. Se estima que cerca de 2.000.000 de fieles llegan de todas partes de Venezuela para participar del evento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *