Último capítulo de Vidas Robadas

30 de Octubre de 2008, 1:31am | Por Jorge

Hace instantes se emitió el último Capítulo de Vidas Robadas, la exitosa tira de Telefe que se involucró con el terrible tráfico de personas. Este final tuvo una gran convocatoria en el Teatro Ópera, donde la gente acudió para ver el final de la novela que los mantuvo en vilo durante todo el año. Las historia se cerraron sorprendiendo a los espectadores, con traiciones, re-encuentros y amores consolidados.

En el último capítulo de “Vidas Robadas” se pudo ver a Nicolás (Juan Gil Navarro) saltando de un puente sin revelarle que a Bautista (Facundo Arana) dónde estaba enterrada Ana (Mónica Antonópulos). Sin embargo, gracias a un video, Bautista se da cuenta donde está su amada salvándola de morir.

En el momento que se están abrazan, Nicolás aparece ensangrentado por la mortal caída y le dispara en el pecho a Bautista. Un helicóptero aparece y le dispara varios tiros a Nicolás, poniéndole punto final a la historia de este personaje.

Astor (Jorge Marrale) escapa hacia Paraguay después de despedirse de su hija Ana en el hospital, quien acongojada por la supuesta muerte de su amado, lo rechaza.

Una vez en Paraguay, Astor baja del avión y se mete en un auto. El chofer le dice que espere que va a buscar algo que olvidó en la aeronave, se traban las puertas y aparece a lo lejos Dante (Adrián Navarro) quien oprimiendo un botón hace explotar el auto cerrando la historia del “más malo de los malos”.

Por su parte, Nacha (Virginia Innocenti) se exilia en una alejada iniciando una nueva vida.

La historia continuó “8 meses después”, con el casamiento Fabio Pontevedra (Carlos Portaluppi) y Alejandra (Silvia Kutica) con la participación especial de Jorge Lanata como “El Oreja”.

Como padrinos de la boda aparecieron Bautista y Ana, que fueron recibidos por un gran grito de alegría por los espectadores del Teatro Ópera.

Rosario (Soledad Silveyra) y Juliana (Sofía Elliot) le agradecieron a Bautista por todo lo que hizo por ellas, pero a su vez le pidieron disculpa a la pareja por que por “culpa” de ellas tuvieron que abandonar todo y cambiar sus identidades, sin embargo “Raul Pitranueva” y “Josefina Bianqui” le respondió que no tenía nada perdonar, dado que gracias a ellas están con vida y juntos.

Luego de la emisión del capítulo final de Vidas Robadas, el elenco salió para agradecer y saludar al público, para luego invitar a subir al escenario a Susana Trimarco de Verón, madre de Marita Verón, secuestrada el 3 de abril de 2002 en San Miguel de Tucumán.

Susana Trimarco le agradeció de corazón a Telefe Contenidos por esta novela basa en la vida real que le abrió los ojos a todos los argentinos. “Gracias por acompañarme en esta lucha” dijo entre lágrimas antes de pedir justicia para todos.

Para conocer más sobre el Caso Verón visitá: www.casoveron.org.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *