Día del Médico Rural por Esteban Laureano Maradona

4 de julio de 2012, 8:40am | Por Extremista

El 4 de julio se celebra en Argentina el Dia del Medico Rural en homenaje a Esteban Laureano Maradona, un ser humano excepcional.

Un 4 de julio pero de 1895 nacía en Esperanza, Provincia de Santa Fe, Esteban Laureano Maradona, un doctor, naturalista, escritor y filántropo famoso por su abnegación y modestia. Pasó cincuenta año en Estanislao del Campo, una remota localidad de Formosa ejerciendo la medicina y colaborando con las comunidades originarias. En homenaje a este hombre ejemplar se celebra en este día el “Día Nacional del Médico Rural“.


Foto de Esteban Laureano Maradona.

Esteban Maradona era descendiente de Plácido Fernández Maradona y de José Ignacio Fernández de Maradona, próceres de la provincia de San Juan. Era hijo de Petrona Encarnación Villalba Sosa y Waldino Maradona. Pasó su infancia a orillas del Río Coronda, donde su padre se desempeñaba como maestro en la Estancia Los Aromos. Allí, jugando, aprendió a vivir en el monte, a cazar y a pescar.

Cursó sus estudios primarios y secundarios en Santa Fe y Buenos Aires y se recibió de Médico en la Capital Federal en 1926, donde instaló un consultorio.

Poco después Esteban Maradona se trasladó a Resistencia, entonces Territorio Nacional del Chaco, donde se dedicó al periodismo en el Diario La Voz. Además realizó exploraciones y estudios de botánica en la Isla del Cerrito Argentino.

Tuvo problemas con el gobierno militar de facto del Presidente Uriburu porque entre 1931 y 1932 dio un ciclo de conferencias sobre seguridad laboral en el marco de la Ley de Trabajo, por lo que se fue a Paraguay en el momento que comenzaba la Guerra del Chaco sostenida con Bolivia.

Allí se anotó como médico camillero para los soldados de ambos bandos, dado que consideraba que el dolor no tiene fronteras. Cuando llegó a Asunción, fue encarcelado porque sospechaban que fuera espía, pero con el tiempo le creyeron y llegó a ser jefe del Hospital Naval de Asunción.

Al término de la guerra en 1935 retornó a Argentina a pesar de los pedidos del gobierno paraguayo que sentía gran aprecio por él y su trabajo.

Su plan era ir hasta Formosa, para allí viajar en tren a Salta y luego a Tucumán para visitar a su hermano y finalmente dirigirse a Buenos Aires para instalar un consultorio médico en Lobos, donde vivía su madre.

Viajando por el entonces Territorio Nacional de Formosa, el tren realizó una parada en Estanislado del Campo (denominado entonces Guaycurri), un villorrio con unos pocos ranchos sin luz, agua corriente ni gas en medio del monte chaqueño. Una persona le pidió auxilio por una parturienta en estado grave, a la cual ayudó con éxito. Si bien pudo regresar a tomar el tren, un grupo de vecinos sin recurso le rogó que se quedara, dado que no había un médico a varios kilómetros. Esteban Maradona no lo dudó, y allí trabajó durante 51 años.

Esteban Laureano Maradona vivió siempre en una vivienda humilde de ladrillo, sin electricidad ni otro tipo de servicio, ayudando a la comunidad aborigen del lugar formada por matacos, tobas, mocovíes y pilagás.

Si bien en un principio la comunidad originaria del lugar le tuvo recelo por los constantes engaños y maltratos de los descendientes de europeos, con el tiempo, Esteban Maradona logró ganarse la amistad de los caciques. Entre sus hazañas se encuentra la erradicación de enfermedades como lepra, mal de Chagas, tuberculosis, cólera y sífilis en la zona, por lo que los aborígenes lo llamaban Piognak (Dr. Dios en pilagá)

Además de ejercer la medicina, se dedicó a investigar científicamente la cultura y vida de los pueblos originarios, la fauna y flora de la región. El gobierno le adjudicó algunas tierras fiscales donde fundó la “Colonia Aborigen Juan Bautista Alberdi” donde enseñó agricultura y como construir casas con ladrillos hechos por ellos mismos. Colaboró con dinero para comprar herramientas y semillas, fundando instituciones para cobijar y recibir indígenas marginados. Además exploró fuentes de agua potable, proyectó un camino hacia el Río Teuco, moró la estación ferroviaria y ayudó a erigir la comisaría del pueblo.

En el libro “A través de la selva” dejó testimonio de sus esfuerzos, lucha y contratiempos. También realizó una valiente denuncia de las condiciones de vida de los pueblos originarios y la explotación que sufren en los ingenios azucareros, logrando en 1936 que las autoridades apoyaran un programa de promoción humana y solidaria.

Esteban Laureano Maradona fundó una escuela rural que recibió el nombre de José Ignacio Maradona, su tatarabuelo, quien fue representante por la ciudad de San Juan ante la Junta Grande de 1810-1811.

En 1986, debido a que enfermó, tuvo que trasladarse a la ciudad de Rosario, Santa Fe, donde vivía su sobrino. Por su estado de salud muy delicado fue internado inmediatamente. Al recibir el alta fue a vivir con la familia de su sobrino. Durante sus últimos años de vida recibió numerosos homenajes y distinciones, aunque no aceptó recibir ninguna pensión vitalicia. Murió el 14 de enero de 1995 a los 99 años de edad.

Por su trabajo y dedicación, el 14 de julio de cada año, día del aniversario de su nacimiento, se celebra en Argentina el día del Médico Rural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *