Alan Turing, precursor de la Informática Moderna

22 de junio de 2012, 4:18pm | Por Extremista

Alan Turing es el padre de la Ciencia de la Computación. La máquina de Turing es aun el centro de estudio de la Teoría de la computación.

El 23 de junio de 1912 nacía en Maida Vale, Londres, Alan Mathison Turing, matemático, científico de la computación, lógico, filósofo y criptógrafo inglés que es considerado padre de la Ciencia de la Computación y el precursor de la informática moderna. Formalizó los conceptos de algoritmo y computación con la Máquina de Turing, un modelo que realiza una lectura/escritura de manera automática sobre una entrada generando una salida.

Biografía de Alan Turing

Alan Turing fue concebido en 1911 en India. Julius Mathison Turing, su padre, fue miembro del cuerpo de funcionarios británicos allí, pero regresaron al Reino Unido porque junto con Ethel, su esposa, porque querían que su hijo naciera en Inglaterra, instalándose en Paddington. Nació el 23 de junio de 1912 en Londres.

Desde pequeño dio indicios de su gran ingenio, aprendiendo a leer por sí mismo en tres semanas y mostrando gran interés por los números y rompecabezas. Sus padres lo inscribieron en el Colegio St. Michael, donde su profesora se percató de la genialidad del niño.

En 1926, teniendo 14 años de edad, ingresó al internado de Sherborne en Dorset. En esta escuela desarrolló una estrecha amistad con Christopher Morcom, quien se convirtió en su primer amor.

En 1928 descubrió la obra de Albert Einstein, y además de comprenderlos, infirió las críticas de éste a las Leyes de Newton de la lectura de un texto en el que no estaban explícitas. Durante su etapa escolar, su unión con Christopher Morcom, influyeron en su optimismo y ambiciones.

Marcom murió el 13 de febrero de 1939 por una tuberculosis bovina que contrajo por beber leche de vaca infectada, por lo que este evento hizo pedazos su fe religiosa, por lo que se convirtió en ateo, aunque siguió creyendo en la supervivencia del espíritu después de la muerte.

Alan Turing ingresó al King’s Collage, Universidad de Cambridge, donde fue responsable de un centro de estudios e investigaciones matemáticas de 1931 a 1934 y en 1935 fue nombrado profesor.

En 1936 publicó su estudio “Los números computables, con una aplicación al Entscheidungsproblem”, donde Alan Turing reformuló los resultados de Kurt Gödel sobre los límites de la demostrabilidad y la computación, sustituyendo el lenguaje descrito por Gödel por lo que se conoce como “Máquina de Turing”, la cual sigue siendo objeto central de estudio en la Teoría de la computación.

Entre 1937 y 1938 la pasó en la Universidad de Princeton bajo la dirección de Alonzo Church y obtuvo el Doctorado en Princeton, donde introdujo el concepto de hipercomputación, ampliando las máquinas de Turing con las máquinas oráculo, permitiendo el estudio de problemas para los que no existe una solución algorítmica.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Alan Turing fue uno de los principales artífices de los trabajos del Bletchley Park para descifrar códigos nazis. Gracias a sus perspicaces observaciones matemáticas contribuyeron a romper los códigos de la Máquina Enigma y de los teletipos FISH. Los trabajos de ruptura de códigos de Turing fueron secretos hasta los años setenta. Ni siquiera sus amigos más íntimos llegaron a tener conciencia de estos.

Entre 1945 y 1948, Alan Turing trabajó en el Laboratorio Nacional de Física en el diceño del Motor de Computación Automática (ACE) y en 1949 fue nombrado director delegado del laboratorio de computación de la Universidad de Manchester, trabajando en el software de las primeras computadoras reales: la Manchester Mark I.

En 1950 Turing trató la inteligencia artificial y propuso el experimento que hoy se conoce como “Test de Turing” para definir una prueba estándar por el que una máquina podría catalogarse como “sintiente” o “sensible”.

En 1952, Alan Turing escribió un programa de ajedrez, pero como no había un ordenador lo suficientemente potente como para ejecutarlo, él mismo simulaba el funcionamiento, tardando más de una hora y media en efectuar un movimiento.

Con Norbert Wiener trabajó en el desarrollo de la cibernética a partir de la demanda de sistemas de control necesarios en las técnicas de producción del siglo XX. Aquí se estableció el concepto de interfaz y límites de simulación del razonamiento humano.

Entre 1952 y 1954 (año en el que falleció) Alan Turing trabajó en la biología matemática, más específicamente en la morfogénesis. Su principal interés fue comprender la filotaxis de Fibonacci y la existencia de estos números en las estructuras vegetales. Estos trabajos no fueron publicados hasta 1992.

Procesamiento por ser gay y muerte

En 1952, Arnold Murray, entonces pareja de Alan Turing, ayudó a un cómplice a entrar en su casa para robarle, por lo que el científico acudió a la policía para denunciar el hecho. En la investigación, Turing reconoció que era homosexual, por lo que fue imputado de los cargos de “indecencia grave y perversión sexual”, dado que ser gay en el Reino Unido en esa época era ilegal.

Convencido de que no tenía nada de qué disculparse, Alan Turing no se defendió de los cargos y fue condenado. Las autoridades le dieron la opción de ir a prisión o someterse a un tratamiento hormonal para reducirle el líbido, conocido como “castración química”. Escogió esta última opción, por lo que durante un año le inyectaron estrógenos. Esto le produjo alteraciones físicas, como aparición de pechos, aumento de peso e impotencia.

Alan Turing falleció el 7 de junio de 1954 a los 41 años de edad. Murió por envenenamiento con cianuro tras comerse una manzana envenenada que no terminó de ingerir. Si bien se calificó su deceso como un suicidio, su madre se negó rotundamente a esta teoría, considerando que fue una ingesta accidental provocada por la falta de precauciones en el almacenamiento de sustancias químicas de laboratorio.

El 10 de septiembre de 2009, Gordon Brown, primer ministro del Reino Unido, emitió disculpas públicas en nombre del gobierno por el trato que recibió Alan Turing en sus últimos años de vida. Sin embargo, en 2012 el Parlamento Británico volvió a negar el indulto al científico recordando que la homosexualidad era considerada en ese entonces un delito penal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *