San Antonio de Padua, para buscar pareja y en encontrar lo perdido

13 de junio de 2012, 3:58am | Por Graciela

El 13 de junio tiene su festividad San Antonio de Padua, invocado para encontrar marido y los objetos perdidos u olvidados.

El Santoral Católico le dedica el 13 de junio de cada año a San Antonio de Padua, patrono de los objetos perdidos y elegido por los solteros para buscar pareja. Nacido en Lisboa, Portugal, en el año 1195 bajo el nombre de Fernando Martim de Bulhões e Taveira Azevedo, fue un monje, predicador y teólogo portugués que fue canonizado en solo 352 días después de su fallecimiento. Murió el 13 de junio de 1231 en Padua.

Biografía de San Antonio de Padua:

Antonio de Padua nació el 15 de agosto de 1195 en Lisboa en el seno de una familia de la aristocracia descendiente del cruzado Godofredo de Bouillón. Se educó en la escuela catedralicia local e ingresó a la abadía agustina de San Vicente en las afueras de Lisboa contrariando los deseos de su familia.

Fernando Martim de Bulhões e Taveira Azevedo estudió las Sagradas Escrituras y la teología de doctores de la Iglesia Católica como Agustín de Hipona, Jerónimo de Estridón, Bernardo de Claraval y Gergorio Magno. A su vez estudió los clásicos latinos como Séneca y Ovidio. Luego de obtener el permiso de sus superiores se trasladó a la abadía de la Santa Cruz en Coímbra, donde continuó sus estudios.

En 1220, Fernando se hizo Franciscano, adoptando el nombre de Antonio en honor a San Antonio Abad. En la fiesta de Pentecostés de 1221 se consagró en Asís, pasando ese episodio a la historia como el Capítulo de las Esteras, dado que muchos de los frailes debieron dormir en esteras.

Concluida la reunión, Fray Graziano, provincial de Bolonia, lo envió a una pequeña ermita en Montepaolo para que sirviera de sacerdote. En ese período comenzó su carrera como predicador, viajando por el norte de Italia y sur de Francia.

En 1231, Antonio fue de retiro al bosque Camposampiero junto a otros dos frailes. Allí vivió en una celda construida por él bajo las ramas de un nogal. El 13 de junio de ese año murió en el convento de las Clarisas Pobres en Arcella a los 35 años cuando iba de regreso a Padua.

Antonio de Padua falleció el 13 de junio de 1231, y 352 días después de su muerte, el 30 de mayo de 1232, fue canonizado. El santo es patrón de Lisboa y Padua, donde descansan sus restos. Además es patrón de otras ciudades como Concordia (Argentina), San Antonio (Chile), San Antonio de Pichincha (Ecuador), Herrín de Campos y Paradela de Muces (España), San Antonio (Estados Unidos), Huatuscom Cárdenas, Tabasco y Quetzalapa (México) y San Antonio de los Altos, Dabajuro y El Consejo de Ziruma (Venezuela) entre otras.

Invocación a San Antonio de Padua:

San Antonio de Padua es invocado por los católicos por diversos motivos debido a la cantidad de gracias de Dios que se conceden por intercesión de él. Se le atribuyen numerosos episodios sobrenaturales como la bilocación, ser comprendido por los peces y cargar al niño Jesús durante una noche.

Treinta años después de su muerte, sus restos descansaban en la Ciudad de Padua donde se le dedicó una basílica. Un día se abrió el sarcófago y se descubrió que si bien su cuerpo estaba ya corrupto, su lengua estaba intacta, por lo que provocó una nueva oleada de devoción. El 16 de enero de 1946 fue proclamado Doctor de la Iglesia.

En Portugal y América Latina, San Antonio es reconocido como el santo de los matrimonios. El 13 de junio las mujeres solteras suelen comprar una estampilla de este santo y colocarla al revés hasta que hayan encontrado marido. Cabe señalar que la Iglesia Católica califica esta costumbre como superstición.

Oración para encontrar objetos perdidos:

San Antonio Bendito, en Lisboa naciste, en Portugal te criaste, allí estuviste, allí estudiaste. El primer sermón que dijiste fue revelado, que tu padre tenía que ser ahorcado. Al calvario subiste, el breviario perdiste, Jesucristo se lo halló y tres voces te dio ¡Antonio!, ¡Antonio!, ¡Antonio!, da tres pasos para atrás y al niño Dios te encontrarás, y tres cosas le pedirás: que lo perdido sea encontrado, lo olvidado sea acordado y lo ausente que sea presente.

Rezar luego dos padres nuestros.

3 opiniones de “San Antonio de Padua, para buscar pareja y en encontrar lo perdido

  1. Luisa

    Yo le pido un novio, que sea compañero. lo necesito.
    Ojala me escuche se haga realidad.Cumpla mi deseo.
    Atte.

    Responder
  2. maria

    esta muy bueno yo l pedi un novio, un hijo varon y m cumplio s llama antonio. Gracias san antonio bendito seas.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *