San Jorge de Capadocia

23 de abril de 2012, 4:02am | Por Extremista

El 23 de abril, el Santoral Católico celebra San Jorge, patrono de varias poblaciones, profesiones, protector contra enfermedades de la piel y animales venenosos.

Si bien en 1969, el Papa Pablo VI hizo su culto opcional en el Santoral Católica y no es venerado como santo en muchas iglesias, la devoción popular por San Jorge, soldado romano de Capadocia, no ha decaído, celebrándose fiestas en los países, regiones y ciudades de las que es patrono, y a su vez, es protector de varias profesiones como de los agricultores, soldados, arqueros, herrero y montañeros entre otros, y también de los prisioneros.

Hipotéticamente, Jorge de Capadocia fue un soldado romano nacido en la actual Turquía, fue mártir y más tarde, santo cristiano. Habría nacido entre el 275 ó 280 y el 23 de abril de 303, y sería pariente de Santa Nina.

La leyenda de San Jorge cuenta que, tras morir su padre Geroncio, oficial del ejército romano, viajó con su madre Policromía a su ciudad natal, Lydda, actual Lod de Israel. Allí, su madre lo educó en la fe cristiana, y tras cumplir la mayoría de edad, en enlistó en el ejército.

Por su gran carisma, Jorge no tardó en ascender en el ejército, y antes de los 30 años fue tribuno y comes, y fue destinado a Nicomedia como guardián personal del emperador Diocleciano.

En el año 303, el emperador ordenó la persecución de los cristianos por todo el imperio, y Jorge, que debía participar, confesó ser cristiano, por lo que Diocleciano ordenó que lo torturaran. Al no hacerlo cambiar de fe, fue ejecutado el 23 de noviembre de ese mismo año. Tras su muerte, el cuerpo fue enviado a Lydda para que fuera enterrado.

En 494, Jorge de Capadocia fue canonizado por el Papa Gelasio I, pero esto no evitó la creación de diversas historias apócrifas sobre su vida, llenas de milagros. Una de ellas, surgida en el siglo IX, lo describe como vencedor de un dragón. Esta historia es parte de “La Leyenda Dorada”, conocida como “San Jorge y el dragón”, la cual, probablemente, es el origen de todos los cuentos de hadas de princesas y dragones en Occidente.

San Jorge es patrono de Alemania, Aragón, Bulgaria, Cataluña, Etiopía, Georgia, Grecia, Inglaterra, Líbano, Lituania, Países Bajos, Portugal, Eslovenia, Cáceres, Reggio di Calabia, Estambul, Génova, Moscú, la Orden de la Jarretera, Teutónica, Calatrava, Sacra Orden Constantiniana y de la Orden de San Jorge de Alfama entre otras.

A su vez, es santo protector de los agricultores, soldados, arqueros, prisioneros, herreros, artistas circenses, escultistas, boys scouts y montañeros.

San Jorge, también es patrono protector de los animales domésticos, es invocado contra las serpientes venenosas, enfermedades de la piel, la peste, la lepra, el herpes, la sífilis y el mal de ojo.

Cabe señalar que en México, en el estado de Durango, donde abundan los insectos y arácnidos, es patrono festejable el día 23 de abril por su fama de defender ante las fieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *