Diego Rivera, el artista social

7 de diciembre de 2011, 7:28pm | Por Extremista

El 8 de diciembre de 1886 nacía Diego Rivera, el muralista mexicano que dejó un gran legado artístico.

Un 8 de diciembre, pero de 1886, nacía en Guanajuato, México, Diego María Rivera, destacado muralista de ideología comunista que trascendió por plasmar obras de alto contenido social en varios edificios públicos. El artista, estuvo casado con Frida Kahlo, con quien contrajo terceras nupcias, y no solo dejó su legado en su país natal, sino que también realizó diversos trabajos ciudades de Estados Unidos de América.

Su nombre completo de bautismo era Diego María de la Concepción Juan Nepomuceno Estanislao de la Rivera y Barrientos Acosta y Rodríguez. A los 10 años de edad, comenzó a tomar clases nocturnas en la Academia de San Carlos de la ciudad de México, donde tuvo contacto con el paisajista José María Velasco.


Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central.

Gracias a una pensión del Secretario de Educación, Justo Sierra y otra del gobernador de Veracruz, Teodoro A. Dehesa Méndez, Diego Rivera pudo viajar a España para hacer estudios de obras de Goya, Brueghel y El Greco, e ingresó en el taller de Eduardo Chicharro en Madrid. Desde entonces y hasta 1916 residió entre México, Bolivia, Argentina, Ecuador, Francia y el país ibérico.

En 1922, Diego Rivera comenzó a pintar su primer mural en el Anfiteatro Simón Bolívar de la Escuela Preparatoria Nacional. Rápidamente, su pintura comienza a convertirse en un factor influyente para el Movimiento Muralista Mexicano y Latinoamericano.

“Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central”, pintado hacia 1946, es una de sus obras más importantes. En 19150 ilustró Canto General de Pablo Neruda, y en 1952 el mural “La Universidad, la familia mexicana, la paz y la juventud deportista” del Estadio Olímpico Universitario (Pumas UNAM).

Diego Rivera murió el 24 de noviembre de 1957 a los 70 años de edad, dejando un importante legado artístico que le permite seguir vivo en sus obras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *