Los 14 Santos Auxiliadores

27 de noviembre de 2011, 11:04am | Por Graciela

Los Santos Auxiliadores son San Acacio, Santa Bárbara, San Blas, Santa catalina, San Cristóbal, San Ciriaco, San Dionisio, San Erasmo, San Eustaquio, San Jorge, San Gil, Santa Margarita, San Pantaleón y San Vito.

Se designa con el nombre de “Santos Auxiliadores” a un grupo de 14 santos que han logrado gran reputación por ser sumamente eficientes al momento de responder las invocaciones de los fieles, siendo ellos San Acacio, Santa Bárbara, San Blas, Santa catalina, San Cristóbal, San Ciriaco, San Dionisio, San Erasmo, San Eustaquio, San Jorge, San Gil, Santa Margarita, San Pantaleón y San Vito. La Virgen María también está en esta categoría.

El culto de los catorce Santos Auxiliadores es de origen germánico, e incluye a santos que al ser evocados responden eficazmente a los fieles que evocan la ayuda de Dios por intermedio de ellos.

Los Santos Auxiliadores son:

  • San Acacio: general mártir romano que murió en el año 108, invocado contra los dolores de cabeza.
  • Santa Bárbara: es una virgen y mártir invocada para aliviar la fiebre y la muerte súbita. Para pedirle protección contra las tormentas eléctrica, se utiliza la frase “Santa Bárbara Doncella, líbrame de la centella”.
  • San Blas: fue un obispo y mártir. Se lo invoca contra los dolores de garganta y los atoramientos del sistema respiratorio. Cuando una persona tiene tos, suele decirse que le vante los brazos y repita “¡San Blas! ¡San Blas!”.
  • Santa Catalina de Alejandría: es una virgen y mártir. Se la invoca para evitar la muerte súbita, especialmente para los bebés.
  • San Cristóbal de Licia: es un mártir que se lo invoca contra la peste bubónica. En las imágenes se lo muestra como un hombre corpulento cruzando un río con un niño en brazos. Es patrón de los viajeros, automovilistas, barqueros, conductores de taxi y autobús, marineros, aguateros, mozos de cuerda, verduleros, solteros, arqueros, protege de las tormentas y el granizo y de los afectados del dolor de muela.
  • San Ciriaco: es un diácono y martir, que suele ser invocado contra la tentación a la hora de la muerte.
  • San Dionisio: fue un obispo mártir que fue decapitado, y caminó seis kilómetros con su cabeza en sus manos. Se lo invoca contra el dolor de cabeza.
  • San Erasmo (o San Elmo): fue un obispo y mártir, es patrono de marineros y violinistas, y se invocado contra las enfermedades intestinales.
  • San Eustaquio: fue un mártir general romano que es invocado contra las disputas familiares.
  • San Jorge: soldado-mártir, invocado para conseguir la curación de los animales domésticos. También es patrono de los agricultores, soldados, arqueros, prisioneros, herreros, artistas circenses, escultistas (boys scouts) y montañeros.
  • San Gil (o San Egidio) ermitaño y abad, invocado contra la peste, cáncer y epilepsia. También para hacer una buena confesión, dado que es el abogado de los pecadores.
  • Santa Margarita: fue una virgen y mártir. La invocan las mujeres durante el parto.
  • San Pantaleón: fue un obispo y mártir, invocado por los médicos y los enfermos.
  • San Vito: fue un mártir. Es invocado contra la epilepsia y es el patrono de los bailarines, epilépticos, perros.

Cabe señalar que la Virgen María también es invocada como María Auxiliadora o Nuestra señora del Auxilio, está incluida en esta lista, dado que se cree que ella acude en socorro de aquellos que la necesitan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *