San Alonso Rodríguez, patrono de Mallorca

30 de octubre de 2011, 4:46am | Por Graciela

San Alonso Rodriguez es el Patrono de Mallorca, y se destacó por tratar al prójimo como si estuviera frente a Jesús.

El Santoral Católico recuerda en su calendario a San Alonso Rodríguez el 30 de octubre. También llamado Alfonso, se destacó por tratar a todo el mundo como si se tratara del mismo Jesús disfrazado de prójimo, inclusive con los que tenían malas actitudes. Entre los milagros que se le atribuyen está el de curar el reumatismo del Padre Superior con sus plegarias y la visión que lo incentivó a aconsejar a San Pedro Claver de viajar a Sudamérica.

San Alonso Rodríguez S.J. nació en Segovia, España, el 25 de julio de 1532. Era hijo de diego Rodríguez y María Gómez, y durante su infancia atesoró las enseñanzas de Pedro Fabro y otro jesuita.

A los veintitres años se hizo cargo de un mercado de lana, y tres años después se casó con María Suárez, con quién fue muy feliz y tuvo 3 hijos. Sin embargoquedó viudo a los 31 años, y dos de sus hijos habían muerto poco antes.

San Alonso había comenzado una vida dedicada a la plegaria y mortificación, y la posterior muerte de su tercer hijo lo hicieron abandonar el mundo e ingresar en una orden religiosa. Si bien no fue admitido en la Compañía de Jesús por su edad y formación académica. Con sus 39 años empezó a estudiar en el Colegio de Cordelles de Barcelona, pero las penitencias que se había impuesto lo debilitaron y le impidieron terminar. Finalmente fue admitido en la compañía como Hermano Laico en 1571. Tiempo después fue enviado al Colegio de Montesión, donde permaneció treinta dos años ocupando el puesto de portero.

Entre los milagros que se atribuyen a San Alonso está una visión que tuvo en la que le decían “Pedro Claver está destinado a hacer un gran bien en Sudamérica”, por lo que lo convenció a que viajara como misionero a América. Otro de ellos fue que su Superior le pidió que le rezara a Dios y a la Virgen María para que se le curara el reuma que lo afectaba. El portero rezó intensamente, y al otro día, el Padre Superior había amanecido totalmente curado.

Según sus relatos, un día estaba agobiado por tentaciones impuras, y le gritó a una imagen de la Virgen “Sancta Maria, Mater Dei, memento mei” (Santa María Madre de Dios, acuérdate de mí), e inmediatamente sintió que estas tentaciones habían desaparecido. Es por ello que se convenció de que la Virgen tiene el poder de alejar a los espíritus impuros, encomendándose a ella.

Alonso Rodríguez murió el 21 de octubre de 1617 y fue enterrado en la Iglesia de Monte Sión de Mallorca, convirtiéndose en un símbolo de la espiritualidad de los Hermanos Coadjutores Jesuitas. en 1626 fue declarado venerable, y en 1633 fue escogido por el Consejo General de Mallorca como uno de los patronos de la ciudad y la isla.

Si bien en 1760, Clemente XIII decretó que las virtudes de Alonso tenían un grado heroico, la supresión de la orden jesuita en España en 1773 retrasó su beatificación. Finalmente León XII lo beatificó el 15 de enero de 1825, y el Papa León XIII lo canonizó el 15 de enero de 1888.

El Santoral Católico recuerda a San Alonso Rodríguez el 30 de octubre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *