Padres de niños obesos podrían perder la patria potestad de sus hijos

19 de julio de 2011, 1:00pm | Por Extremista

Médicos de Estados Unidos proponen que los niños obesos sean separados de sus padres para que adquieran hábitos más saludables.

Los médicos Lindsey Murtagh y David Ludwig publicaron un polémico editorial en el Diario Journal of the American Medical Association en el cual consideraron que los niños con obesidad grave deberían ser alejados de sus padres para reubicarlos en hogares en los que se les brinde una alimentación adecuada y se les enseñe la importancia de comer correctamente y se les inculque el hábito del deporte.

Según dos médicos de Estados Unidos de América, el estado debería quitarle la patria potestad a los padres de niños gordos que, a causa de la mala alimentación y el sedentarismo, arrastrarán una larga lista de problemas de salud a lo largo de su vida si no realizan un cambio para revertir el problema.

Lindsey Murtagh, de la escuela de Salud Pública de Harvard y David Ludwing del Hospital para Niños de Boston, escribieron que una intervención del Estado podría ser útil para los intereses de muchos niños obesos cuyas vidas están en peligro por los hábitos peligrosos de la vida sedentaria y la mala alimentación.

Además, lo investigadores de la Universidad de Harvard pidieron que la obesidad infantil sea considerada como una forma de abuso de menores, para asegurar de esta manera la separación de los menores de sus padres.

Esta separación se justificaría desde el punto de vista jurídico en el riesgo inminente para la salud de los niños obesos y el fracaso frecuente de los padres en tomar en cuenta sus problemas médicos.

Estos médicos consideran que sacar a los niños gordos es sus casas por al menos un tiempo, los puede ayudar a adquirir hábitos de vida más saludables, evitando así futuras intervenciones quirúrgicas.

Cabe señalar que cerca de dos millones de menores en Estados Unidos sufren un significante exceso de peso que pone en peligros sus vidas, sin embargo, The Journal of the American Medical Association (JAMA) difundió un comunicado desligándose de la opinión de estos médicos tras la polémica disparada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *