Tratado de Paz y Amistad entre Argentina y Chile

29 de noviembre de 2011, 2:06pm | Por Graciela

El 29 de noviembre de 1984 se firmaba el Tratado de Paz y Amistad entre Argentina y Chile en la Ciudad del Vaticano, poniendo fin al conflicto del Canal de Beagle.

El 29 de noviembre de 1984 se firmaba en la Ciudad del Vaticano el Tratado de Paz y Amistad entre Argentina y Chile, aprobado por el pueblo argentino en una consulta popular no vinculante, poniendo fin al conflicto de límites desde el Canal de Beagle hasta el Pasaje de Drake al sur del Cabo de Hornos. Por esta cuestión, ambos países estuvieron al borde de la guerra en 1978, la cual fue evitada gracias al Papa Juan Pablo II.

El 25 de noviembre de 1984 hubo una consulta popular no vinculante en el cual el pueblo argentino debió votar por si estaba a favor de aceptar dicho el tratado o si prefería ir a la guerra. La gente eligió la paz, por lo que el 29 de noviembre de del mismo año se firmó el Tratado de Paz y Amistad el Tratado de Paz y Amistad fue firmado el 29 de noviembre de 1984 en la Ciudad del Vaticano por el ministro de relaciones exteriores Dante Caputo de Argentina y Jaime del Valle de chile

Tras la firma del tratado, el mismo fue aprobado por la Cámara de Diputados de Argentina el 30 de diciembre, y el 14 de marzo de 1985 por el Senado. El 26 de marzo fue promulgada la ley de aprobación 23.172. Por su parte, el 11 de abril de 1985, el tratado fue aprobado por la Junta Militar de Chile en su papel de poder legislativo.

El 2 de mayo de 1985, los ministros de relaciones exteriores de ambos países intercambiaron los instrumentos de ratificación en el Vaticano frente al Papa Juan Pablo II, y el 6 de mayo fue promulgado por el presidente chileno Augusto Pinochet.

El tratado de Paz y Amistad de Argentina y Chile incluye la delimitación marítima, procedimientos para la solución de controversias, derechos de navegación y precisa los límites en la boca oriental del Estrecho de Magallanes. A su vez, en cada punto se afirman los derechos de ambas naciones en la Antártida y alienta a ambos pueblos a seguir el camino de la paz y cooperación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *